SUPERMAN: CAMINO AL EXILIO

 


Como ha sido habitual en su trabajo, John Byrne fue dejando de a poco los títulos de Superman debido a desavenencias internas con la editorial ya que existía un permanente contraste entre la versión de Superman con la que vendían sus licencias y la que él estaba desarrollando en el cómic. Su último número sería Superman #22, finalizando la saga de Superchica, quedando la responsabilidad en Superman con Roger Stern junto a Kerry Gammill y Adventures con Jerry Ordway para seguir las historias del Azuloso y mantener la calidad e interés en los tres títulos mensuales (en el caso de Action Comics pasó a ser un título semanal donde se fueron desarrollando, de forma parcializada, historias de otros personajes de DC como Canario Negro, Blackhawk, Green Lantern, Wild Dog, Deadman, Secret Six, etc.). Es por ello que, se fue armando una trama que golpearía fuerte la vida de Superman y sus cercanos.

Pero, para ordenar la casa, el primer paso era asumir las consecuencias inmediatas de lo sucedido en Superman #22 y desde ahí preparar el terreno para remover más el piso en la vida del protector de Metrópolis.

A partir de este punto encontramos a nuestro héroe abrumado, carcomiéndose de a poco su moral, su conciencia, su razón de ser. 

Vienen tiempos complicados para Superman.

En Adventures #445 se harán manifiesto los problemas mentales por los que está pasando y en el #446 veremos el proceso de recuperación de José Delgado, quien había quedado en muy mal estado luego de enfrentarse a Combattor, en las instalaciones de ARL (Laboratorio de Investigación Avanzada), cuyo benefactor es alguien que, en la sombras, pretende sacar provecho a la situación de José. Pero, para condimentar más la historia, hace su aparición un nuevo Gangbuster al que ni Superman es capaz de atrapar, ¿quién será este tipo? Sin ánimo de spoiler la situación pudiera ser obvia pero los guionistas se la juegan por ir entramando más la historia.

Superman es llevado al extremo de sus poderes gracias a la intervención de Brainiac y Lex Luthor que, en el #25 de la serie, le hacen pasar la peor pesadilla, hasta ese momento.

Pero es cuando los títulos de Superman se hacen parte del evento de DC de ese año, Invasión, donde llegamos al punto de ebullición. En el #26 un ataque thanagariano sobre Metrópolis deja considerables daños a la ciudad y un Superman violento entra en acción. La situación se complica más cuando es controlado, mediante un muñeco voodoo, por Baron Sunday que lo somete hasta que desaparece en las alcantarillas de la ciudad. El Capitán Atom va en su busca pero sin resultados, la invasión extraterrestre está causando demasiados problemas así que deja a Guardián (encargado de la seguridad del proyecto Cadmus) para que continúe la misión de búsqueda de nuestro héroe. Mientras tanto, Brianiac intenta monitorear las ondas mentales de Superman para saber su paradero. Por otro lado, las calles son recorridas por el nuevo Gangbuster quien está en busca de respuestas acerca de alguien que use voodoo y va dejando su violento rastro por donde pasa.

La búsqueda de Guardián continúa en Adventures 449 en el Barrio Suicida. Superman lleva 24 horas perdido y no hay ninguna señal. Es aquí donde ocurre el enfrentamiento entre Guardián y el nuevo Gangbuster que, en ese momento, está deteniendo a un maleante. Sumemos más a la historia y hace su aparición la Legión de Voceadores (también parte del proyecto Cadmus) que, en este confuso enfrentamiento terminan todos en el río Hub. Milagrosamente son salvados por el desparecido Superman que, luego del rescate, sigue de camino para encontrarse con el Capitán Atom y reunirse con el Comité de Seguridad Mundial para preparar el contraataque a los invasores.

Llegamos al #27 de la serie donde Superman llega a Australia para ayudar al ejército que encontró los restos de una nave extraterrestre. Al interior los cuerpos sin vida de los ocupantes dejan claro que la guerra contra los invasores no ha tenido sentido más que muertes innecesarias. Superman, perturbado, recuerda lo sucedido con la muerte de los kryptonianos (durante la Saga de Superchica) y regresa a Metrópolis. De vuelta en el Planeta, encontramos a un Clark Kent agotado, demacrado, podríamos decir hasta derrotado, como que el peso del mundo sobre sus hombros no lo dejara en paz. Perry White, preocupado por su estado, le ordena que se devuelva a su casa a descansar.

Si Clark Kent se encuentra hecho trapos su departamento es reflejo de aquello. Llega a sentarse y trata de ver las noticias y se queda profundamente dormido.

Mientras tanto, Lex Luthor se encuentra en sus oficinas manteniendo una reunión para hacerse del armamento alienígena encontrado en Australia, hasta que aparece de improviso Gangbuster. Los guardias de Luthor no pueden detenerle y Gangbuster va por el premio mayor hasta que es atacado de sorpresa por Brianiac. La lucha mental dura poco ya que la voluntad de Gangbuster es tan fuerte que deja en estado catatónico a Brianiac.

Gangbuster tiene a Luthor a su merced pero algo en su mente le impide que su cuerpo reaccione así que decide huir y salta al vacío. La policía va tras sus pasos pero no consiguen detenerlo hasta que aparece Guardián en escena y tienen un duro enfrentamiento y, en el último momento, Guardián se lanza con todo y raja con su escudo la armadura de Gangbuster para revelar el misterio.

El #450 de Adventures responde a la interrogante que ha estado rondando desde que los nuevos equipos creativos de las series tuvieron que hacerse cargo luego de la salida de John Byrne. Finalmente, la identidad de Gangbuster no es otra que la de Superman quien no comprende cómo ha llegado hasta ese lugar ni qué hace vestido con ese uniforme. Guardián le ofrece ayuda pero Superman decide que este tema lo debe solucionar solo así que, primero va a verificar cómo está Lois Lane, en ese momento con José Delgado, y luego parte a buscar ayuda donde el profesor Emil Hamilton. Desde su laboratorio, Superman llama a Perry White para informarle que se tomará un tiempo fuera ya que cree que su vida corre peligro debido a investigación que está realizando sobre Intergang. Por otra parte, Lois rompe con José (él asumía que había algo más que amistad entre ellos), que ha vuelto a caminar gracias al aporte de ARL. José no toma de buena forma la situación con Lois ya que piensa que el estar inválido había generado que Lois lo quisiera por lo que decide que le quiten los implantes pero el asunto resulta para peor ya que Luthor utiliza dichos implantes para controlar a José y obligarlo a usar una nueva armadura.

Por otra parte, tenemos a un personaje que será muy importante durante la historia posterior, Cat Grant (antes, periodista de farándula en el Daily Planet e interés romántico de Clark Kent), quien en ese tiempo está trabajando en el holding de comunicaciones Galaxy, cuyo dueño es Morgan Edge, un empresario inescrupuloso que tiene nexos con Intergang y con Bruno Mannheim. Aparte, Edge tiene asuntos pendientes contra Lex Luthor y quiere terminarlos cuanto antes.

Mientras tanto, Superman llega a la casa de sus padres en Smallville para confesarles todo lo que ha pasado desde que dictó la sentencia de muerte a los tres kryptonianos, sus bloqueos de memoria, falta de sueño, hacerse pasar por un Gangbuster violento, etc.

Les pide a sus padres que, en su ausencia, le vayan enviando por correo a Perry White su reportaje sobre Intergang. Está claro que Superman, este ser poderoso pero que ahora encontramos totalmente vulnerable, no puede más, tiene miedo de causar más daño todavía, ser una amenaza que no puedan detener así que, con el dolor de su alma, decide dejar la Tierra y partir al exilio.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Supermilf: La supernovela gráfica

Flash 105 - El regreso de Flash

Que puedo leer de…