DEATHLOK - EL DEMOLEDOR

 

     

    Un futuro distópico controlado por las grandes corporaciones, donde la guerra pasa a ser el espectáculo televisivo, y todo lo asociado, sirve de bien de consumo para la gente. Con un discurso que recuerda a trabajos del director Paul Verhoeven, tenemos esta miniserie de siete números, con el equipo creativo de Charlie Huston en el guión y Lan Medina en el apartado artístico.

    En la historia tenemos que los soldados que logran la mayor cantidad de veces su cuello, se convierten en estrellas y rostros de todos los productos comerciales a los que se les pueda sacar alguna ganancia. Este es el caso del teniente Mike Travers, la guinda de la torta, el fenómeno publicitario de la corporación Roxxon-Rand. Travers es un buen soldado, tiene instinto natural para el combate pero su defecto es que no obedece órdenes de sus superiores, en este caso, las del capitán Luther Manning. En el último enfrentamiento, la porfía de Travers tendrá consecuencias fatales, al nivel que sus auspiciadores no querrán perder ya que "el show debe seguir" y, en su reemplazo aparecerá Deathlok.


    El guión de Huston es ambicioso en su discurso, mezclando mucha violencia con una fuerte critica, agregando en varios diálogos llenos sátira y acidez hacia muchas situaciones que se presentan. Pero, a pesar de que tiene sus aciertos y momentos de luz, nos encontramos con una buena idea que inicia bien y tiene una interesante propuesta, pero que se desinfla en su ejecución, tanto en lo ambicioso del guión y al arte, en momentos, bastante estático.

    Si les gusta la ciencia ficción, desmarcándose de lo habitual de Marvel, podrían darle una oportunidad a esta historia o buscar otras aventuras donde haya participado Deathlok.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Supermilf: La supernovela gráfica

Flash 105 - El regreso de Flash

¿Qué puedo leer de?