Jóvenes Titanes - Contrato de Judas


La primera vez que conocí a los Titanes fue en su serie animada emitida durante los años 2003 al 2006, que se caracterizó por su diseño de personajes y animación con técnicas utilizadas en el Anime. En ese instante no solo pude evitar encariñarme por su humor, tramas y escenas de acción. Lo que logró mi conexión con la serie fue el sentir cierta relación con los protagonistas, vale decir, Robin, Cyborg, Starfire, Raven y principalmente Chico Bestia.

Pasaron los años y descubrí que el éxito de estos superhéroes fue mucho antes del inicio de la serie, nos debemos situar en la década de 1980 donde el guionista Marv Wolfman y el dibujante George Pérez (Misma dupla que haría Crisis en tierras infinitas) se harían a cargo de la cabecera llamada Nuevos Titanes.  A partir de esta fecha los Titanes nunca volverían a ser lo mismo, algunos de los fanáticos de los cómics de superhéroes recuerdan lo que fue esta etapa. Posteriormente, los Titanes han estado presente en el Universo DC y en sus adaptaciones, consiguiendo un éxito con la serie animada ya mencionada, y sus dos versiones actuales: la infantil Teen Titans Go! (que estrenó película el año 2018) y una versión más oscura y adulta en Titans, la serie del servicio streaming de DC (cuya recepción le valió una segunda temporada). Este éxito que lleva más de 30 años me causa la siguiente pregunta ¿Qué hace a los Titanes tan populares?


Resultado de imagen para Teen titans judas contract Perez

La palabra clave para entender el éxito y la dificultad de escribir historias de estos personajes es “Teen” (Jóvenes). La juventud es la etapa en la que todos afrontamos una serie de cambios, tanto físicos como psicológicos, es un periodo donde nos cuestionamos quiénes somos, para dónde vamos, cómo actúa nuestro cuerpo, entre otros dilemas propio de la edad. Muchos guionistas de cómics han sabido explotar estas características, pero ¿Qué hace especial a los Titanes? Creo que la respuesta es su pasado: son jóvenes que tratan de vivir como chicos normales, no obstante su pasado siempre los castiga. Todos los personajes del equipo del joven equipo de superhéroe tienen fantasmas en su vida. Aquí, creo yo, esta la gracia del grupo lo cual supieron usar el equipo de Wolfman y Pérez durante su etapa con los Nuevos Titanes, destacando en esta la historia The Judas Contract (Contrato de Judas) escrita en 1984. Además, todos hemos sido jóvenes o pensamos cómo sería esa etapa, creando una relación directa entre el lector y los personajes creados.

Un antecedente importante para entender la historia de El contrato con Judas, es saber que el joven equipo de superhéroes en una de sus historias se enfrentaron al hijo de Slade Wilson (Deathstroke), Grant Wilson, el cual había firmado un contrato con la Colmena para destruirlos. Durante el combate se unieron padre e hijo para erradicar a los Titanes, no obstante un problema con las habilidades de Grant causa que muera en los brazos de Slade, su padre. El contrato que firmó su hijo lo hereda Deathstroke, lo cual es el pilar de la historia emblema de la etapa de Wolfman y Pérez.


Resultado de imagen para Teen titans judas contract Perez nightwing

La historia se centra en la figura de una enigmática titán: Tara Markov (Terra). Es una chica que se unió al equipo como espía de Deathstroke, con el fin de cumplir con el contrato heredado. Los Titanes la acogen, y pese a ser distante, ellos la reciben como parte de la familia que son.  La misión de Terra es recolectar información para tender trampas a los Titanes, para que Deathstroke los pueda entregar y terminar con lo iniciado por su hijo.

En la historia se pueden evidenciar todos los problemas de la adolescencia. Robin tiene una crisis de identidad y sobre qué o quién quiere ser durante la historia. El resultado de esta búsqueda y crisis que afrontan sus amigos Titanes, una vez que Slade ejecuta el plan, es el nacimiento de Nightwing. Además, los sentimientos de Chico Bestia le impiden ver la cruda realidad que fue la traición de Terra, un aspecto propio de las relaciones amorosas durante la adolescencia.


Todos los personajes sufrieron en su pasado, creando un escape en su equipo. Ellos no son capaces de creer en la traición de Terra, a tal punto que, al momento de dar las últimas palabras a su antigua compañera, omiten todo lo de su traición. La recuerdan como una heroína, como una titan.
Esta historia marcaría un arquetipo en la construcción del equipo, la existencia de un traidor entre sus filas. Siempre uno de ellos le da la espalda al equipo. Algo típico de la adolescencia, cuando los jóvenes que pueden ser manipulados sin mayor dificultad, como lo hizo Deathstroke con Terra.

En lo personal, creo que esta historia no tiene nada que envidiar a otras de la editorial, como las distintas crisis. La idea de la traición, el perdón, los problemas que afrontan los personajes, entre otros. Además, el arte de Pérez es de muy buen nivel.

Actualmente esta historia esta disponible entre los tomos de novelas gráficas de Salvat. Además, la adaptación animada realizada por DC respeta bastante bien la obra, pese a los cambios realizado para que sea parte de su universo animado de películas.

 
Esoj.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Anime - La Tumba de las Luciérnagas

Cómic Chileno: Black – El primer superhéroe adolescente Chileno Valdiviano

Manga Chileno: Blue Star por Roy Hunter